Cualidades que debe tener una buena residencia

Muchas personas, como nos recuerdan desde nsdrosario.es, han encontrado en los centros para mayores o residencias, ese lugar donde se combina una buena atención sanitaria y a nivel psico-social. Vamos a ver una serie de cualidades que tiene que tener una buena residencia:

Muchas personas, como nos recuerdan desde nsdrosario.es, han encontrado en los centros para mayores o residencias, ese lugar donde se combina una buena atención sanitaria y a nivel psico-social.

Vamos a ver una serie de cualidades que tiene que tener una buena residencia:

Respeto al residente

En la visita, hay muchos detalles que pueden informar sobre el trato que van a recibir los residentes, los cuáles se tendrán que tratar con respeto, donde su personal tiene que ser amable y estar atento a las necesidades de los residentes.

Actividades

Debe contar el centro con distintas actividades sociales, educativas y físicas que sean interesantes para los residentes. Interactuar con la comunidad es positivo que se haga. Además de muchas actividades que ayuden a su salud en lo físico y mental.

Comida de calidad

La comida tiene que ser equilibrada y atractiva. Se deben tener en cuenta las preferencias, todo ello combinado con nuestra salud. A la gente le gusta comer comida que le guste o al menos que no sea la única opción para comer un plato que uno odie. Además hay que dar comidas especiales para todos aquellos residentes que precisen de las mismas.

Ambiente hogareño

Un ambiente que sea cómodo y que se sientan como en casa es importante. Siempre es bueno que puedan usar algunos muebles de casa en las habitaciones y que así se adecúe el espacio para que puedan hacer de él su hogar.

Servicios

Servicios en definitiva que permitan que destaque una residencia como los espacios de belleza o las peluquerías. Así van a tener más sensación de bienestar los residentes si se sienten bien con su apariencia física.

Hay otros servicios como son el acceso a la red de redes que suelen ser cada vez más habituales en las residencias de personas mayores. Es un hecho que la tecnología llegó para quedarse.

Ambiente con seguridad y limpieza

Tanto los pasillos como las puertas deben encontrarse sin obstáculos que nos puedan causar lesiones y tendrán que estar bien iluminadas. Cuando se visite una residencia y notemos olores a orina o heces, mejor huir, los residentes tienen que estar bien aseados y arreglados.

Horario

Las familias y los residentes potenciales tiene que contar con permiso para poder aparecer en cualquier momento. Cuando las residencias tienen horarios poco flexible, mejor no elegirla. Eso sí, tampoco horarios poco razonables como aparecer a las 12 de la noche.

Cuidado cuando veas muchos residentes sonrientes

El ver a muchas personas felices en ocasiones puede ser señal de que algo no va bien. Cuando se programa la visita, es posible que la residencia haga ciertas acciones para que la residencia parezca más tranquila y los residentes estén más felices, así como los trabajadores. Lo mejor son las visitas inesperadas, donde encontrarás una mezcolanza entre ajetreo y tranquilidad, así como sonrisas y lágrimas.

Número de miembros del personal

No es cuestión de solo contar los uniformes. Se debe ver lo que ponen las etiquetas del nombre. Con cada turno tiene que haber un número mínimo en cuanto a enfermeras y auxiliares que son requeridos por ley.

Deben tener en cuenta la forma en la que interactúan con los propios residentes. Cuando por ejemplo los residentes se encuentran ocupados, es fácil detectar la gestión de los tiempos de espera del resto de los residentes.

Existe una diferencia importante entre ignorar una llamada y no poder responder a la misma por encontrarse desbordados.

Hay residentes que suelen tener la respuesta del “ya voy” una vez han tenido que sufrir esperas constantes para solicitar algo tan básico como es el ir al servicio. Debe saberse dónde se encuentra el director, el cual tendrá que hacer algo más que hacer una aparición estelar, pues debería conocer cómo se llama cada residente.

Utiliza tus habilidades de observación

Cuando se visita una residencia, lo normal es que podamos detectar la mayoría de detalles que te hemos comentado, pues al final son los que marcan las diferencias. Por todo ello, no tienes que esperar a que el personal de marketing o el director te puedan enseñar los defectos.

Si alguien te va a acompañar, será más completa la visión de cuatro ojos. Es posible que no vayas a ser capaz de tener en cuenta todo este tipo de cosas antes de que tengas que tomar una decisión sobre el tema.

Incluso cuando tu familiar vaya a ingresar en una residencia de mayores, tendrás que atender a cada visita. Una residencia de personas mayores no debe tener una imagen idílica todo el tiempo, pero si que se debe ver más lo positivo que lo negativo.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

La medicina estética gana popularidad

Probar un tipo de remedios distinto a lo convencional para cuidar de nuestro cuerpo en la medida que queramos se está convirtiendo en algo bastante habitual en la sociedad moderna en la que nos encontramos. Y eso es porque hay remedios que funcionan y técnicas que hacen posible que las personas consigamos ese tipo de cuerpo que queremos sin perder un ápice de salud.

¿En qué consiste el efecto Forer?

El efecto Forer ocurre cuando un sujeto adopta como válida una afirmación sobre sí mismo, porque cree que proviene de una fuente segura y fiable. Explicado de otro modo: las personas son víctimas de la falacia de la validación personal, y aceptan como propias y de confianza generalizaciones que pueden resultar válidas para cualquier persona.