¿Cuáles son los trastornos de alimentación que tratamos?

Existen muchos trastornos alimenticios, ya que como nos dicen los expertos de centrounoalicante.es existen muchas variables y tipologías en este campo.

Conscientes de lo interesante que es este tema, hablaremos de todos y cada uno de los casos más importantes:

Anorexia

Las personas que padecen esta enfermedad, lo que les ocurre es que comienzan a reducir la ingesta de comida y a controlar las calorías que se comen.

Pensemos que la anorexia es la abstinencia por el placer en la comida, algo que después pasa a extenderse a la totalidad de áreas de la vida. La persona que se encarga de restringir la comida y está todo el día pensando en cómo se deben ingerir menos calorías o en cómo pueden gastarlas en el caso de que no haya podido evitar el ingerirlas.

Bulimia

Las personas con bulimia son aquellas que van a inferir una alta cantidad de comida de tal forma que aumentan de peso hasta tener problemas en materia de sobrepeso o de obesidad.

El padecimiento de un trastorno de bulimia es al revés que lo que se sufre con la anorexia. Si los pacientes anoréxicos están tristes y de mal carácter, lo que les sucede a las pacientes que tienen bulimia es que son felices.

Formarán parte de dicho grupo quienes obtengan el placer de comer sin freno,. Lo que hacen es comer de manera compulsiva, mucha cantidad en un reducido periodo de tiempo. Estamos hablando de que lo hacen constantemente en su vida diaria.

Existen diferentes tipos de bulimia, la boteriana, la yo-yo o la alcachofa.

Bulimia yo-yo

Hay una serie de pacientes que lo que hacen es ir alternando los periodos largos de encontrarse a dieta con otros de descontrol a nivel de alimentación. Logran estar mucho tiempo a dieta, de tal forma que controlan su alimentación hasta que al final pierden el control.

Bulimia Alcachofa

Son los pacientes que comen y vuelven a comer de tal forma que se protegen así de sufrimientos o de una debilidad psicológico cuando se habla de la relación con los otros y con el mundo. El sobrepeso, esa grasa de más, se podría decir que es el escudo protector en las redes sociales.

Bulimia Boteriana

Van a pertenecer a este tipo esas personas que parece que están felices. Es como una persona obesa funcional, que no se puede controlar comiendo y que tiene la sensación íntima de no estar adaptada en lo físico.

Lo que hacen es solicitar ayuda a un psicólogo cuando se lo indican otros familiares o profesionales, ya que cuentan con enfermedades que les ha producido su forma de comer.

Bulimia nerviosa

Cuando se inicia teniendo una base de anorexia, el paciente comienza a vomitar como una solución de cara a compensar, para que no engorde después de que se coma.

A la larga, sucede con esas cosas que hacemos de forma repetida durante un periodo de tiempo el comer y vomitar pasa a ser un ritual enormemente placentero.

Los problemas de este tipo de bulimia aparecen cuando las personas comen y vomitan de manera compulsiva. Este es un ritual que cuando se repite, pasa a ser tan placentero que lo que hace es organizar su vida en base a esto. Se obtiene un placer tan grande que otros aspectos de vida van a dejar de ser placenteros. Es lo que los manuales que hacen diagnósticos tradicionales lo llaman bulimia nerviosa.

Atracón

Los atracones los sufren las personas que tienen el llamado trastorno por atracón, donde se alternan los atracones con una serie de periodos de ayuno, algo que sucede por espacio de una semana o incluso en el mismo día.

Hablamos de personas que viven intentando no darse un atracón ya que tienen miedo de que suban de peso.

El intentar de solucionar su problema de peso, de quitarse de comer, hace que terminen perdiendo el control, lo que se manifiesta en atracones.

Como hemos podido ver, el trastorno alimenticio tiene una serie de variedad que hacen que sea cierto el que sea especialmente complejo de tratar, en especial en algunos casos.

No siempre es sencillo encontrar salida a este tipo de situaciones, por lo que es necesario encontrar ayuda especializada que nos pueda guiar y así poder superar este tipo de patologías.

Muchas veces los enfermos con trastornos alimenticios pasan el tiempo sufriendo en silencio, pues no es fácil reconocer que se tiene un problema. El hablar con los que más queremos y pedir ayuda especializada, es sin duda la mejor solución que hay a nuestros problemas.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Ortodoncia en niños

Cuando los niños desarrollan la totalidad de su dentadura, es cuando llega el momento perfecto de atender cómo se encuentran