Los beneficios del ‘mindfulness’ en el embarazo

Muchas mujeres embarazadas sufren estrés y eso puede generar problemas en ellas, y en el desarrollo de los bebés que están gestando. La mejor opción es recurrir al ‘mindfulness’ para combatir el estrés y la ansiedad.

Muchos estudios han comprobado que esta técnica de relajación tienen efectos positivos en el embarazo y puede llegar a cambiar circuitos neuronales relacionados con el bienestar.

«La meditación es una técnica que implica centrar la atención en un objeto o proceso particular, como la respiración, para entrenar la mente y desarrollar la conciencia plena del momento presente», explican los profesionales de la Escuela de Crecimiento y Escuela Inspirare.

El ‘mindfulness’ nos ayuda a conectar mejor con nuestro cuerpo y con nuestra salud. Es una técnica recomendable para todas las personas, otra de sus ventajas es que si cultivas la actitud mejora tu bienestar y harás más cosas que te sienten bien y menos que te sienten mal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que el 25% de las embarazadas experimentan algún tipo de malestar psíquico y que una de cada cinco madres primerizas va a padecer algún tipo de trastorno del estado de ánimo o de ansiedad.

Un estudio llamado IMPACT BCN, en el que se realizaba un seguimiento a 1200 mujeres embarazadas de entre 18 y 55 años que presentaban riesgo de dar a luz a niños de bajo peso.

Dividieron a las madres entre grupos, unas seguirían con su vida normal, otras harían cambios en su alimentación basados en la dieta Mediterránea y el tercer grupo practicarían ‘mindfulness’.

Después de tres años comprobaron que con la dieta y el ‘mindfulness’ las madres tenían menos estrés, y se observó una reducción de entre el 29% y el 36% de los bebés nacidos con bajo peso.

También se comprobó una reducción de las complicaciones de la gestación, como la preeclampsia o la muerte perinatal. Las embarazadas que hicieron su vida normal tuvieron una incidencia del 26,2% de problemas, porcentaje que se redujo en los grupos de dieta mediterránea (18,6 %) y ‘mindfulness’ (19,5 %).

Muchas personas recurren a las pastillas para reducir el estrés, pero las embarazadas no pueden tomarlas, porque perjudican el desarrollo del bebé. Esta técnica permite que la madre esté bien y relajada, porque si la madre no está bien o sufre depresión, puede afectar al desarrollo del bebé, incluso, hasta en el tamaño.

Además, las madres también pueden practicar ‘mindfulness’ con los hijos, es recomendable comenzar con niños de seis o siete años. Joe Dispenza, neurocientífico y bioquímico, afirma que “cuando realmente cambias tu mente, hay cambios importantes en tu cuerpo y en tu vida“.

Los beneficios del ‘mindfulness’ en el embarazo son los siguientes:

Mejora el sueño

«Mejora la calidad del sueño, de esta manera, aumentan los niveles de energía física y concentración», explica la revista Eres Mamá.

Disminuye el estrés

Los cambios hormonales, la preocupación de que el bebé esté bien o el miedo al parto, llevan a la embarazada a sufrir estrés, angustia y tristeza que pueden desembocar en ansiedad y depresión.

La meditación, practicada de forma diaria, ayuda a disminuir el cortisol (hormona del estrés) y aumenta el flujo de la hormona de la felicidad, que es la serotonina.

Fomenta los pensamientos positivos

El ‘mindfulness’ fomenta los pensamientos positivos, porque conecta con la realidad y aumenta el bienestar. También mejora la autoestima, porque puede disfrutar de las nuevas experiencias del embarazo.

Además, esta técnica de relajación mejora el sistema inmune y reduce los riesgos de que la madre sufra depresión postparto. Favorece el desarrollo del bebé, porque los estudios científicos han comprobado que las madres que practicaron ‘mindfulness’ durante el embarazo, los bebés tuvieron menos problemas de salud.

Previene el parto prematuro

Las mujeres que practican yoga y ‘mindfulness’ sufren menos partos prematuros, que las que no llevan a cabo esas prácticas.

Gestiona el dolor

Esta práctica es muy importante para gestionar el dolor que se puede sentir en el parto y para controlar las contracciones.

Los expertos consideran que el ‘mindfulness’ tiene un impacto en el cerebro, así que ayudará a la futura mamá a cambiar sus creencias negativas acerca del parto y a reducir considerablemente la ansiedad.

Conexión con el cuerpo

Con esta técnica puedes reconectar con el cuerpo y ser consciente de todos los cambios y disfrutar de ellos, como los movimientos del bebé o de que hay dos corazones latiendo en un mismo cuerpo. La futura mamá afrontará mejor las incomodidades del embarazo.

Si conecta con el cuerpo, la embarazada se dará cuenta de lo importante que es estirar la musculatura de la espalda y el cuello, seguir una alimentación saludable, dormir…

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

¿Qué reforma necesita nuestro piso para tener licencia turística?

Hoy en día los alquileres de pisos turísticos están de moda. Esto provoca que la mayoría de las personas busquen rentabilizar su piso subiéndose a este carro, ya que saben que hay muchísima demanda de turistas que prefieren una acogedora casa antes que una fría habitación de hotel.