Todo lo que debes tener en cuenta antes de comprar un mueble nuevo

Comprar un mueble siempre es una decisión importante en la que todos queremos acertar no solo por la funcionalidad que necesitamos darle, el peso estético que tendrá en el espacio en el que lo colocaremos, sino también porque en la mayoría de los casos, no es una inversión de dinero nada baja y queremos que nuestro presupuesto de justo en el blanco.

Comprar un mueble siempre es una decisión importante en la que todos queremos acertar no solo por la funcionalidad que necesitamos darle, el peso estético que tendrá en el espacio en el que lo colocaremos, sino también porque en la mayoría de los casos, no es una inversión de dinero nada baja y queremos que nuestro presupuesto de justo en el blanco.

Por eso, a la hora de hacer la compra, ya sea en una tienda física o por Internet, debemos tomar en cuenta muchos factores, que van desde las características, las medidas y el traslado. Son como unas reglas generales que se aplican a cualquier compra, pero siempre adaptándolas a cada caso en particular, ya que lo que busca cada cliente varía dependiendo de necesidades, preferencias y presupuesto.

Aquí, te ayudamos con algunos consejos útiles para que hagas la compra más inteligente.

La elección del mueble

Es muy importante elegir el mueble que de verdad se adapte a nuestras necesidades, preferencias y presupuesto, así, tenemos que tomar en cuenta lo siguiente, en función de que tipo de mueble es el que necesitamos comprar:

  • Sofá. Debe adaptarse al espacio del salón, a la decoración y por supuesto, que sea uno que te guste y que te haga sentir muy cómodo en él. Toma en cuenta también que tantas personas van a usarlo para saber cuantos puestos debe tener y siempre apuesta por telas que además de bonitas, sean resistentes.
  • La mesa de centro. Aquí lo más importante es saber para que vamos a usarla, ya que además de ser el foco principal del espacio del salón, también puede ser que la usemos solo para ponerle café de cada maña, o quizá para servir como soporte de todos los platillos del picoteo de los sábados por la tarde o para jugar juegos de mesas en familia. Otro consejo es elegir el material, más adecuado para ello, por ejemplo, si va a haber mucha actividad, no te conviene una mesa de cristal ya que podrías romperla o astillarla; o si quieres poner comida siempre, podrías dañar una buena madera marcándola o manchándola, así que todo dependerá de esto.
  • Las sillas del comedor. Estas deben ser, como característica principal, elegantes y cómodas, ya que quizá puedas usarlas para mucho más que solo comer, como por ejemplo, sentarte a hacer las tareas, trabajar, etc. Así, en términos de estética, lo mejor es que para no desentonar, siempre se compre el conjunto completo de mesa de comedor y sillas todo junto.
  • La cama. La cama es uno de los muebles con los que más cuidados nos debemos tomar, ya que no solo es la pieza central del dormitorio, sino que también debe cumplir con todo lo necesario para brindarnos el descanso que necesitamos, y toda la comodidad que merecemos, recuerda que al final es un mueble en el que vas a pasar al menos 8 horas al día. Entonces debes primero decidir que tipo de cama buscas, si una de matrimonio, una individual para la habitación de los invitados, una pequeña para los niños, etc. Igual debes decidir en cual de todo los modelos y estilos la quieres, sencilla, con canapé´, con estantes, etc.

Define tu estilo

Como explicábamos en el punto anterior, en cada caso debemos tener muy claro el estilo decorativo que debe seguir el nuevo mueble, de forma que podamos elegir entre los muchos tipos que hay en el mercado, y que luego encaje a la perfección, creando un cuadro armónico con el resto del espacio.

Así, deberás pasearte por todas las tendencias decorativas que existen hoy en día hasta dar con la que más te identifica: minimalista, nórdica, industrial, bohemia, vintage…

Igualmente, debes elegir muy bien el color de forma que combine a la perfección con el que usaste para el resto del dormitorio o que cree contrates agradables con los otros elementos decorativos. Lo importante es no desentonar.

Toma muy bien las medidas

Este es uno de los puntos donde hay que prestar mayor cuidado, ya que lo más importante es que el mueble encaje en el espacio destinado para él. Muchas veces si es verdad que tenemos suficiente espacio para equivocarnos por algunas pulgadas, lo malo es cuando tenemos el espacio justo y sería un error garrafal que el mueble no cupiese.

Lo bueno es que hoy en día, incluso, muchas tiendas de muebles ofrecen servicios de elaborar muebles a medida y con las indicaciones especificas que tu les des.

Visualiza tu mueble en el espacio

Una recomendación que siempre dan los expertos en materia es imaginar al mueble que quieres dentro de tu salón, así como también el uso que piensas darle, ya que esto te va a ayudar a decidir todos los factores importantes que debes tener en cuenta como, tamaño, materiales, color, etc.

Así, por ejemplo, decidiremos que el mueble para recibir invitados, deberá ser de una tela que resista, fácil de limpiar, que sea amplio y cómodo y que vaya bien con el área del recibidor o el salón, dependiendo de donde lo queremos colocar. Pero, por el contrario, si el mueble es para que algún miembro de la familia se relaje en una zona poco transitada de la casa, lo importante será que sea pequeño, compacto y por supuesto, muy cómodo y ajustado al gusto de la persona que lo usará.

Funcionalidad y practicidad

Ahora lo que manda son los muebles prácticos y duraderos, que ocupen menos espacio y que no distraigan tanto nuestra vista, eso sí, sin perder valor estético y buen gusto. También es importante que tenga la mayor funcionalidad posible.

Garantía

Nunca compres un mueble sin asegurarte de la garantía, sobre todo si lo estás comprando por Internet donde no estás viendo el mueble en vivo y directo. Solo así podrás solucionar que el mueble tenga algún desperfecto, que tenga problemas al poco tiempo de haber sido comprado, o cualquier imprevisto que pueda surgir.

Fíjate en los acabados

Para comprobar que el mueble es de calidad y que no tiene ningún desperfecto, al menos si lo estás comprando directo en la tienda, debes revisar sus acabados. Además que esto también determinará la durabilidad del mismo.

Por ejemplo, si hablamos de una mesa de comedor de madera, debes asegurarte de que la madera sea duradera y resistente, por el contrario en los muebles para el salón lo que tienes que evaluar muy bien es el material y el ensamblado. Cuida que psi estás pagando un precio bajo por el mueble no sea porque está hecho con materiales de tienden a dañarse fácilmente.

Asiste a una buena tienda

Muchas veces, la calidad de los muebles se puede medir por la reputación de la tienda en la que los estás adquiriendo, además que nunca es recomendable comprar muebles en tiendas de dudosa fama. Igual que en las buenas tiendas podrás recibir asesoría profesional del personal que te ayude a tomar tu decisión.

 Comprueba la disponibilidad y el stock

Esto aplica más que todo para las compras por Internet, ya que muchas veces solemos ordenar algo, dejándonos llevar por el precio y porque nos gusta mucho, sin comprobar si hay disponibilidad aún del producto o si la hay en algún proveedor en nuestra zona que nos pueda hacer el envío.

Esto determinará de que puedan confirmar tu pedido y el plazo de entrega, no es lo mismo un mueble que tienen que traer desde una tienda a unos cuantos kilómetros de tu casa, que uno que tengan que traer desde la otra punta de tu ciudad.

Transporte y montaje

Este es el ultimo punto, pero sin duda, uno de los más importantes, ya que muchas veces solemos pedir muebles sin saber como llevarlos a casa, sin saber en condiciones podrían llegar, y peor aún, sin tomar en cuenta los costos extras que el traslado puede suponer.

Mediterraneo Express, especialistas en el transporte de muebles, nos recomiendan que a menos que se trate de un mueble de medidas compactas, contrates unos servicios de transporte para que se encarguen de esta tarea con garantía de rapidez y eficiencia.

Pregunta sin  en la misma tienda se encargan de ello, o si debes contratar un servicio por tu parte. Verifica también cual será el costo de este servicio. Nunca asumas que como es un servicio que ofrece la misma tienda, lo hará obligatoriamente gratis. Además. Es importante que leas todas las condiciones para estar al tanto de cuales son los tiempos de espera por tu mueble y como se puede proceder de no recibirlo a tiempo o con algún desperfecto.

Tampoco está de más averiguar como funciona el servicio de montaje del mueble si no te sientes seguro de poder hacerlo tu mismo, muchas veces esto nos evita muchos quebraderos de cabeza.

Finalmente, verifica que las medidas del mueble y el embalaje quepan por los puntos de acceso a hacia tu piso, ya que de tener que trasladarse por las escaleras o por algún punto de acceso difícil, esto influirá en el servicio y el costo.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

¿Cómo elegir un aerógrafo?

Los aerógrafos neumáticos son ideales para poder ir controlando el talento artístico en los lienzos, pero también en carrocerías, muebles u otros soportes. Tanto si eres principiante como si eres pintor veterano, deberás tener una herramienta de calidad.

Las pantallas, elementos anticovid que van a seguir a nuestro lado

La pandemia ha tenido una influencia muy grande en nuestras vidas y está claro que todos y todas hemos cambiado nuestra manera de pensar como consecuencia de ella. Sobre todo por el hecho de que, antes de que se produjera, pensábamos que vivíamos en una sociedad realmente indestructible, cuando la realidad ha demostrado que éramos, y seguimos siendo, más vulnerables de lo que siempre hemos pensado.

Líneas de expresión en la boca ¿por qué salen y como eliminarlas?

El paso de los años es implacable y sus efectos son inevitables, y es que a todos nos llega la hora de comenzar a mostrar las arruguitas en la piel de una vida muy bien vivida. El problema es que a nadie le gusta tener arrugas en la cara, sobre todo con lo importante que es la estética hoy en día y las muchas posibilidades que te ofrece para darle un arreglito a cualquier parte de tu cuerpo que quieras mejorar para mostrar solo tu mejor cara.

Reformas que debes hacer antes de mudarte

Las mudanzas implican una gran lista de pendientes por hacer para que todo salga bien, desde ubicar la nueva residencia, hasta identificar cada caja con tus pertenencias para saber cual es la de las ollas y cual de los libros de la universidad, y nada se puede pasar por alto puesto que traería problemas y quebraderos de cabeza con los que no queremos lidiar.