El sector joyero recupera la vitalidad gracias al comercio electrónico

El comercio electrónico ha venido para quedarse en la sociedad moderna y no cabe duda de que ha conseguido instalarse en todos y cada uno de los sectores de producción y negocios. La comodidad que se desprende de esta manera de comprar y vender productos, unida al desarrollo logístico que han experimentado muchas zonas en este mundo, ha ayudado de un modo sustancial a que sea más posible y más fácil que nunca conseguir un producto sin tener que salir de casa

El comercio electrónico ha venido para quedarse en la sociedad moderna y no cabe duda de que ha conseguido instalarse en todos y cada uno de los sectores de producción y negocios. La comodidad que se desprende de esta manera de comprar y vender productos, unida al desarrollo logístico que han experimentado muchas zonas en este mundo, ha ayudado de un modo sustancial a que sea más posible y más fácil que nunca conseguir un producto sin tener que salir de casa. Está claro que eso ha tenido un impacto brutal sobre los hábitos de consumo de todos los ciudadanos.

Uno de los sectores que ha notado este tipo de cambios ha sido el de la joyería. Este tipo de negocio fue uno de los grandes perjudicados durante la crisis económica que comenzó en el año 2008. La llegada del comercio electrónico ha permitido que se recuperen algunos de los registros que eran habituales antes de que se produjeran los acontecimientos que derivaron en la mayor crisis económica que había existido desde el año 1929. La joyería ha vuelto a obtener cifras de negocio interesantes y desde el sector, como es lógico, se muestran encantados con ello.

El crecimiento de este negocio a través del comercio electrónico ha sido especialmente importante en los 3 o 4 últimos años. Lo podemos ver en una gráfica que fue publicada por el portal web Statista. Según ella, en el tercer trimestre del año 2018 la facturación del negocio de la joyería en lo que respecta al comercio electrónico superaba los 5 millones de euros, mientras que en el cuarto trimestre del año 2020 superaba con creces los 15 millones. Se había multiplicado por 3 esa facturación en cosa de unos pocos años. Eso dice mucho de la salud de la que goza la actividad de la que estamos hablando.

Podríamos decir que el sector de la joyería es uno de los que más beneficiados han salido de la implantación del comercio electrónico en la sociedad. Los profesionales de Serrano Joyeros nos han indicado que, en su caso particular, las ventas se han triplicado desde que empezaron a trabajar en este sentido. Y no cabe duda de que esa ha sido una de las cuestiones que han permitido revitalizar un negocio que se estaba empezando a ver ahogado por la situación general de la economía española.

Productos para todo tipo de personas 

Una de las cuestiones básicas que también han permitido revitalizar un negocio como del que estamos hablando es que se ha extendido la cantidad de personas que son clientes potenciales de esta gama de productos. Antes, todo estaba orientado a las mujeres de mediana o avanzada edad, pero ahora no es así, sobre todo por el hecho de que los hombres se han convertido en un tipo de público que quiere joyas y que se ha quitado muchos tabúes de encima en lo que respecta a collares, pulseras o anillos. Al ampliarse el número de personas interesadas en algo relacionado con la joyería, también se amplía su facturación.

Sin duda, esta actividad vive ahora un momento mucho mejor que los que le ha tocado vivir en épocas relativamente recientes. Las empresas dedicadas a estos productos están más vivas que nunca y sus empleados y empleadas han recuperado una ilusión que parecía perdida. En muchos negocios la situación ha sido bastante similar y podríamos decir que el comercio electrónico ha sido un colchón que ha permitido evitar el descalabro más absoluto. La cantidad de puestos de trabajo que ha permitido salvar esto ha sido realmente interesante.

Lo mejor de todo es que tiene pinta de que el comercio electrónico se va a convertir en el principal medio de compra de todas las personas. Ya está empezando a competir de tú a tú con la compra tradicional y ese es el motivo por el que cada vez hay más personas que se quedan en su casa para comprar un determinado tipo de producto con independencia de cuál sea. De lo que no cabe la menor duda es de que la compra online ha venido para quedarse y que las dos modalidades de compra, la online y la tradicional, se van a tener que entender sí o sí.

Estamos seguros de que los hábitos de compra van a seguir los parámetros que se vienen realizando en los últimos años. Todo lo que tenga que ver con lo digital va a seguir siendo relevante para una cantidad ingente de personas y está claro que, quien no sepa adaptarse a eso, va a tener muchos problemas para subsistir. La sociedad, la economía y todas las ciencias habidas y por haber se están adaptando a eso y existe la necesidad de que esa adaptación se agilice para que comprar sea más fácil, más dinámica y también, por qué no decirlo, más segura.

 

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

La medicina estética gana popularidad

Probar un tipo de remedios distinto a lo convencional para cuidar de nuestro cuerpo en la medida que queramos se está convirtiendo en algo bastante habitual en la sociedad moderna en la que nos encontramos. Y eso es porque hay remedios que funcionan y técnicas que hacen posible que las personas consigamos ese tipo de cuerpo que queremos sin perder un ápice de salud.

¿En qué consiste el efecto Forer?

El efecto Forer ocurre cuando un sujeto adopta como válida una afirmación sobre sí mismo, porque cree que proviene de una fuente segura y fiable. Explicado de otro modo: las personas son víctimas de la falacia de la validación personal, y aceptan como propias y de confianza generalizaciones que pueden resultar válidas para cualquier persona.