Así se circula en otros países

Seguro que todos sabemos la forma de circular por las carreteras de España. Los que han viajado un poco más saben que por Italia el caos es tremendo. Y seguro que sabemos que los ingleses circulan por la izquierda. ¿Por qué? Pues estas cosas y muchas más son las que queremos contar en este artículo de hoy.

Seguro que todos sabemos la forma de circular por las carreteras de España. Los que han viajado un poco más saben que por Italia el caos es tremendo. Y seguro que sabemos que los ingleses circulan por la izquierda. ¿Por qué? Pues estas cosas y muchas más son las que queremos contar en este artículo de hoy.

Según los datos que tenemos dos tercios de la población mundial conducen por el lado derecho de la carretera, es decir como en España. Tal y como se aprecia a partir de datos de WorldStandards, la mayoría de los países que conducen por la izquierda son antiguas colonias británicas, incluyendo Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda. En Europa sólo cuatro países siguen conduciendo por la izquierda y todos son islas. Son el Reino Unido, Irlanda, Malta y Chipre. Así que ya sabes que si tienes que viajar a Europa, en estos casos países vas a tener que conducir por la izquierda.

En la colonia inglesa

En América, la mayoría de estos países son islas del Caribe de habla inglesa: Jamaica, Bahamas, Barbados, Trinidad y Tobago o Antigua y Barbuda son algunos de ellos. Pero en Sudamérica, Guyana y Surinam también conservan este hábito.

En el resto de continentes, algunos países y territorios que siguen manejando por la izquierda son India, Japón, Tailandia o Hong Kong en Asia; Australia y Nueva Zelanda en Oceanía; Kenia, Sudáfrica o Mozambique en África; e Irlanda, Chipre o Malta en Europa; entre otros. Y sí, doy fe de ello porque recuerdo que cuando me fui de Erasmus durante dos años a Malta, lo primero que hice fue querer tener coche. La verdad es que me salía bastante caro comprarme uno allí, así que no tuve más remedio que traérmelo desde mi ciudad, Valladolid.

La verdad es que no sabía cómo podía hacerlo porque no quería tener que llevarlo hasta allí, así que recurrí a una empresa de transportes de vehículo por carretera, y fue una gozada. Fue con la empresa de Transportes Transthalia, una empresa que lo que más me gustó es que ya que fijamos la fecha y hora de entrega y el transportista llamó un día antes del día acordado para concretar la hora. Además, la atención al cliente es personalizada y cercana, esto me gustó mucho.

Pero, ¿de dónde viene? Pues curiosamente de los romanos. Stephen Laing, curador del Museo Británico del Automotor, en Warwickshire. Laing dice que este hábito data de los tiempos de la antigua Roma. Mi teoría es que tiene que ver con los tiempos en los que si te cruzabas a un extraño en el camino te pasabas a hacia la izquierda para que el brazo en el que llevabas el arma quedara de su lado», sostiene Edmunds. «La mayoría de las personas son diestras, montan los caballos con la mano izquierda así que necesitan mantener la derecha libre para combatir», explica Laing.

En Europa

Hacia finales de 1700 la mayoría del resto del mundo también manejaba del lado izquierdo. Tradicionalmente las personas pudientes manejaban sus carruajes del lado izquierdo, pero con la llegada de la Revolución Francesa muchos de ellos quisieron mezclarse con las clases más bajas, así que comenzaron a conducir por el centro o del lado derecho.

La gran mayoría de los países europeos optaron por circular por la derecha. Y los pocos que se inclinaron por mantener la circulación por la izquierda, a excepción de Reino Unido, acabaron por fomentar el cambio. La influencia de Reino Unido sobre sus colonias o sobre países historícamente dependientes (Commonwealth) explica por qué todavía hoy en unos 60 territorios se sigue conduciendo por la izquierda.

En España

Según recoge la Dirección General de Tráfico, durante los primeros años del siglo XX, en España no hubo una norma estatal que regulara el sentido de la circulación. Esta decisión dependía de las autoridades municipales. Por eso, en Barcelona, se circulaba por la derecha, mientras que en Madrid se iba por la izquierda.

El primer Reglamento que se aprobó para regular la circulación de los vehículos a motor es de 1918 y se establecía la circulación por la derecha. Madrid mantuvo el sentido de la circulación por la izquierda hasta que en 1924, el entonces gobernador civil y militar de Madrid, Juan O’Donnell y Vargas, duque de Tetuán, emitió un bando para ordenar definitivamente la circulación en la capital. Desde esa fecha, en España se circula por la derecha, aunque la regulación estatal no llegó hasta la década de los 30.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Conoce las ventajas de las ventana de PVC

Son bastantes las razones por las que el cambio de unas ventanas por otras de PVC puede merecer la pena. Como sabes el PVC no es otra cosa que sea la forma abreviada que hay para el policloruro de vinilo. Este material, como nos comentan los expertos de laventanaperfecta.es, es de los más usados en el campo de las construcciones por sus interesantes propiedades y que se usa para fabricar, tanto puertas como ventanas.

Y la industria 4.0 ya está aquí

Los grandes movimientos históricos, o por decirlo de una manera, las grandes revoluciones han venido siempre de la mano de la industria. A todos nos viene a la memoria, la primera revolución industrial porque la hemos estudiando siempre. La transformación económica, social y tecnológica que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en el Reino de Gran Bretaña, que se extendió unas décadas después a gran parte de Europa occidental y América Anglosajona, y que concluyó entre 1820 y 1840.

Solera de hormigón: todo lo que debes saber

En el mundo de la ingeniería estructural y de la construcción, es vital una solera de hormigón. Ésta se apoya sobre el terreno en el que se construirá la casa. La solera es la encargada de soportar toda la estructura del edificio, por lo que su papel es fundamental.

Los tratamientos dentales más solicitados

Según las clínicas dentales y algunos medios de comunicación, acudimos al dentista para cuidar el aspecto de nuestra dentadura. Nos gusta lucir una bonita sonrisa. Sube la autoestima y la autoconfianza. Nos vemos bien y los demás no ven bien. Una boca bonita refleja una boca sana. Aunque a primera vista estos tratamientos dentales tengan una orientación estética, todos implican beneficios para la salud.