Cambia tu habitación por completo a través de los textiles

Cuando se quiere cambiar el aspecto de una habitación o dormitorio siempre se piensa en grandes reformas o importantes inversiones. Así, se suele pensar en cambiar los muebles del dormitorio, dar una capa de pintura de un color diferente o reestructurar la disposición del cuarto. Todas estas acciones están bien. Sin embargo, hay que tener cierto dinero ahorrado para poder llevarlas a cabo.

Cuando se quiere cambiar el aspecto de una habitación o dormitorio siempre se piensa en grandes reformas o importantes inversiones. Así, se suele pensar en cambiar los muebles del dormitorio, dar una capa de pintura de un color diferente o reestructurar la disposición del cuarto. Todas estas acciones están bien. Sin embargo, hay que tener cierto dinero ahorrado para poder llevarlas a cabo.

Por eso, en este artículo te vamos a dar diferentes ideas para poder cambiar por completo la estética de tu habitación a través de los textiles. Unos cambios para los que no necesitarás mucho dinero, ya que son productos relativamente económicos y con los que conseguirás un aspecto renovado.

  • Nueva colcha y cojines para la cama

Si quieres cambiar la estética de tu dormitorio a través de los textiles el primer paso es cambiar la colcha de la cama. Por supuesto, no hace falta que compres una nueva colcha o edredón. Simplemente una nueva funda. Las fundas se pueden encontrar por un módico precio. Desde 20 euros se pueden comprar fundas de edredón de calidad, aunque por supuesto, si quieres textiles de una calidad superior el precio subirá.

Pero en cualquier caso, el objetivo es comprar una nueva funda de edredón de un estilo diferente al actual y que encaje con tu idea de cómo quieres decorar la habitación. Por ejemplo, si quieres darle a tu dormitorio un aspecto natural puedes escoger una funda simple en color blanco con toques especiales como borlas o con diseños de hojas de palmera. Mientras que si quieres darle un aspecto más romántico puedes apostar por una funda con estampado floral o en tonos beige o rosas claros.

Junto a la colcha, también puedes añadir cojines para aportar más volumen y estilo a la cama. Además, cuando se compra una nueva funda de edredón es habitual que también incluya dos fundas para cojines o para almohadas a juego. Así podrás darle un aspecto uniforme a la cama. Pero también puedes optar por añadir nuevos cojines con una estética similar, pero que aporten distinción. Por ejemplo, si la funda de la cama es blanca, puedes añadir cojines de color tierra para hacerlos destacar.

  • Cortinas a juego con el resto de textiles

Otro textil que permite cambiar la estética de un dormitorio son las cortinas. Y es que aportan estética y también permiten cambiar o regular la luminosidad de la habitación.

En este caso, no sólo hay que escoger un color o diseño que combine con el resto de textiles nuevos. También hay que elegir un tipo de cortina que quede bien con el resto de la decoración. “Los estores son una opción funcional y contemporánea, que se puede encontrar en multitud de colores y estampados diferentes. Las cortinas verticales otorgan una estética única y además permiten gestionar fácilmente la entrada de luz en función de las necesidades. Otra alternativa interesante hoy en día son los paneles japoneses, ya que decoran de una manera elegante”, explican desde Replus, empresa fabricante de ventanas y cerramientos, que también cuenta en su catálogo con diferentes tipos de cortinas.

  • Una alfombra para aportar calidez

Por último, para darle al dormitorio un toque de calidez puedes colocar una alfombra. Como sabrás, hay diferentes tipos de alfombras. Por lo que debes escoger una que encaje con el resto de decoración.

Por ejemplo, si seguimos con el caso de que quieres dar a tu dormitorio un aspecto natural puedes optar por una alfombra fabricada con fibras naturales como yute o mimbre. Y es que este tipo de alfombras combinan muy bien con este tipo de decoración. Mientras que si quieres tener una habitación de estilo romántico una alfombra de fibra natural no debería de encontrarse entre tus primeras opciones. Así, podrías optar por una alfombra de pelo o de terciopelo o por una alfombra de algodón con un diseño bonito.

En definitiva, se trata de dar un toque especial a la habitación con la colocación de una alfombra que encaje con el resto de textiles. La alfombra la puedes poner donde desees y tenga practicidad.

Y con estos elementos podrás cambiar el aspecto de tu habitación con muy poco dinero. Aunque además de con el cambio de estos textiles es interesante que cambies pequeños detalles de la habitación para potenciar todavía más el nuevo aspecto. Por ejemplo, puedes instalar un nuevo cuadro, poner una planta, cambiar la lámpara de la mesilla o instalar pequeños elementos decorativos como velas o marcos de fotos.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

La medicina estética gana popularidad

Probar un tipo de remedios distinto a lo convencional para cuidar de nuestro cuerpo en la medida que queramos se está convirtiendo en algo bastante habitual en la sociedad moderna en la que nos encontramos. Y eso es porque hay remedios que funcionan y técnicas que hacen posible que las personas consigamos ese tipo de cuerpo que queremos sin perder un ápice de salud.

¿En qué consiste el efecto Forer?

El efecto Forer ocurre cuando un sujeto adopta como válida una afirmación sobre sí mismo, porque cree que proviene de una fuente segura y fiable. Explicado de otro modo: las personas son víctimas de la falacia de la validación personal, y aceptan como propias y de confianza generalizaciones que pueden resultar válidas para cualquier persona.