Vive aquí y ahora

Hoy en día, las rutinas tan demandantes que tenemos que seguir y todas las exigencias que el mundo actual nos pone sobre nuestros hombros nos tiene siempre pensando en el futuro: ¿el negocio funcionará? ¿podré pagar todas mis deudas? ¿podré arreglar mi matrimonio? Y así una lista de preocupaciones sobre cosas que aún no han sucedido y que quizá nunca sucedan.

Hoy en día, las rutinas tan demandantes que tenemos que seguir y todas las exigencias que el mundo actual nos pone sobre nuestros hombros nos tiene siempre pensando en el futuro: ¿el negocio funcionará? ¿podré pagar todas mis deudas? ¿podré arreglar mi matrimonio? Y así una lista de preocupaciones sobre cosas que aún no han sucedido y que quizá nunca sucedan.

Entonces, es tanto en lo que pensamos sobre nuestro futuro, que dejamos de vivir en el aquí y en el ahora, desperdiciando nuestros momento presentes y dejando de disfrutar de lo que la vida nos está regalando en este momento y que al final, es lo único que se tiene seguro.

Siempre nos dicen que la vida es corta y que hay que aprender a disfrutarla, tenemos que soltar el pasado, no adelantarnos al futuro y ser agradecidos con nuestro presente, ya que solo cuando algo malo pasa es que nos damos cuenta de lo afortunados que éramos. Lo malo es que esto no es tan fácil de aplicar como parece.

Enfocamos nuestras acciones diarias a intentar recuperar un pasado en el que pensamos que éramos más felices o a planear cada paso de nuestro futuro, invirtiendo en él, soñando todo el tiempo con él en vez de estar despiertos y agradeciendo lo que está pasando ante nuestro ojos.

Y es que es aquí y ahora donde pasa la vida real, donde suceden las experiencias y donde podemos cambiar aquello que no queremos. No ayer, no mañana, sólo ahora.

Solo cuando volvemos al aquí y al ahora es que podemos estar consciente de las sensaciones que estamos experimentando, que podemos conocer cada uno de nuestros pensamientos y emociones y que podemos trabajar en transformar nuestra vida para convertirla en una que nos haga felices.

Sobre todo, el volver al presente libreará nuestra mente aportándonos grandes beneficios para nuestra salud general, nuestro bienestar y nuestra calidad de vida , a la vez que reduce los dolores de cabeza, la ansiedad, el cansancio o el estrés de siempre estar planeando un futuro que no termina de llegar.

Si quieres aprender cómo comenzar a vivir en el presente y las muchas ventajas que puedes obtener de ello, sigue leyendo que hemos consultado a estas psicólogas en Zaragoza, expertas en técnicas para lograrlo, y te contamos todo lo que nos han compartido.

¿Por qué es importante vivir en el aquí y el ahora?

Sucede que el pasado ya no lo podemos cambiar y muchas veces tampoco lo podemos recuperar. Por su parte, vivimos preocupándonos por el futuro, cuando la realidad es que al morir todos nuestros problemas y nuestras preocupaciones mueren también con nosotros. Mientras que el presente, el único lugar que es real y en el que podemos disfrutar y hacer cambios sobre nuestra vida, está siendo desperdiciado día tras día.

Igualmente, cuando intentamos enfocarnos en el aquí y el ahora suele ser para hacer cosas que nos proporcionen un resultado, lo cual igual nos mantiene enfocados en que traerá dicha acción a nuestro futuro.

La clave está en vivir el momento, solo por el disfrute del mismo, sin esperar algo a cambio, sino solo porque nos lo pide nuestro corazón y no nuestra mente agitada, impulsiva, controladora y estresada. Se trata de sentir, oler, ver, escuchar y degustar, poner en marcha nuestros 5 sentidos adormilados hasta el momento.

Se trata de vivir los momentos presentes sin contaminarlos con las preocupaciones del pasado o el futuro, que solo de esta forma disfrutaremos realmente lo que comemos, de sentir nuestros pies en el césped o en la arena, disfrutar de nuestro momento del café sintiendo su aroma y sabor, apreciar el paisaje que tenemos en frente…

Al hacerlo, al tomar unos cinco minutos en los que de forma calmada, vaciemos nuestra mente, contemos hasta 5 y respiremos de forma profunda, nos libraremos del estrés que conlleva el siempre estar intentando perseguir nuestros pasado o futuro.

Igualmente, esto nos permite estar enfocados en lo que está pasando en nuestra realidad, de forma que aprendemos a tomar mejores decisiones, a conocernos a nosotros mismos, nuestras emociones y las sensaciones de nuestro cuerpo y lo que estas nos dicen. Así, también podemos reconocer nuestras dolencias y pesares y atenderles como se merecen y en busca de la sanación.

Y es que, de hecho, el simple hecho de respirar de forma profunda ayuda a reducir nuestro agite físico y mental, así como el estrés generado por nuestros pensamientos, actitudes y sentimientos. Según respiremos actuará nuestro cuerpo, acelerando el ritmo cardíaco, agotándonos físicamente, doliéndonos la cabeza, mientras que si logramos la calma en nuestra respiración, así mismo estará nuestro cuerpo, en calma y paz. Incluso, una respiración profunda y pausada te conecta con la realidad.

¿Cómo lograr vivir en el aquí y el ahora’

Como dijimos, no es asunto fácil. Sin embargo, si somos constantes aplicando ciertas técnicas seremos capaces de lograrlo. La Psicóloga Marisa Hernández Torrijo nos explica cuales son:

  • Acaba con la rumiación psicológica

Rumiar es lo que hacen las vacas; mastican la comida una y otra vez, sin que esta acción parezca tener fin; por lo que cuando hablamos de rumiación psicológica nos referimos a cuando nosotros hacemos lo mismo pero con nuestros pensamientos, dándoles cientos de vueltas a un problema o preocupación.

Esta bien planificar tu vida y los pasos que debes seguir para lograr tus objetivos, pero si vives en una constante planificación sin actuar, te estás perdiendo de vivir el ahora.

Para detener este ciclo sin fin, basta con dar un paseo por la naturaleza o realizar una actividad relajante como la meditación o el yoga, y ya verás como dejas ir todos estos pensamientos.

Cuando te des cuenta que sólo piensas en lo que sucedió ayer, o en lo que sucederá mañana, piensa en lo que estás dejando de vivir en ese momento. Mira a tu alrededor y disfruta.

  • Invierte tu tiempo de forma inteligente

Si  nos mantenemos ocupados en nuestro trabajo, proyectos, obligaciones del día a día y nuestros hobbies va a ser imposible dejarnos llevar por pensamientos del pasado o el futuro.

Eso sí, es importante que el mantenerse ocupado no solo se trata de inundarse de trabajo y luego llegar a casa a comer y dormir, ya que es dañino más bien sumergirse en una rutina de obligaciones y olvidarse de los momentos de ocio y disfrute que tanto bien le hacen al alma.

Si te regalas este tipo de momentos de placer, recuperarás poco a poco tu bienestar y aprenderás a apreciar tu tiempo para ti y para los tuyos.

  • Cuida tu autoestima

En cualquier viaje emocional, tener una autoestima alta es bien importante, ya que esta es la que nos da las herramientas para lograr paz y equilibrio en nuestro interior.

Ella es la que te permite conseguir tus objetivos, disfrutar de tus logros por muy pequeños que sean, sin dejarte llevar por la presión social y obligarte a encajar en expectativas que otros hayan impuesto sobre ti.

Debes aprender a valorarte, sin compararte con los demás y sus diferentes procesos, respetando tu propio ritmo y tu tiempo. Aprende a perdonarte, a aceptarte y a quererte de verdad. Solo así podrás disfrutar de toda las cosas positivas que tienes y que tu vida te ofrece.

  • Cultiva la atención plena

Con atención plena nos referimos a estar enfocados en el aquí y el ahora, lo cual se logra es a través de la aplicación de la técnica del mindfulness.

Esta es una practica muy recomendada y efectiva, que de hecho se ha vuelto muy popular y reconocida en los últimos años, con cientos de miles de adeptos en el mundo, y que es sumamente beneficiosa tanto para nuestra salud mental, como para la física.

Esta técnica lo que haces es que nos ayuda a alejarnos del pasado y el futuro, quedándonos solo con el ahora, además de mantener a raya la depresión, la ansiedad y otras emociones negativas que impiden que se pueda disfrutar y sentir la vida.

Aprende a conectar con tus emociones, a identificarlas, dejarlas ser y experimentarlas porque solo así te conocerás más y mejor, sanarás tus heridas y sacarás lo mejor de ti.

  • Cambia tu pensamiento

Lograr deshacernos de las preocupaciones que nos atan al pasado y al futuro también es un asunto de conciencia y voluntad. Hay que entender que nosotros somos los dueños de nuestros pensamiento y somos nosotros los que tenemos, al final, el poder de cambiarlos y de evitar centrar nuestra atención en ellos, en vez de lo que en verdad importa.

Está en tus manos darte cuenta que solo tienes esta vida y que mereces vivirla, y no desperdiciar cada preciado momento en pensamientos inútiles preocupaciones infundadas y que te generan estrés, robándote tu libertad y tu bienestar.

Así que es el momento de que comiences a tomar decisiones acertadas sobre en lo que inviertes tu tiempo y tu energía.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

La medicina estética gana popularidad

Probar un tipo de remedios distinto a lo convencional para cuidar de nuestro cuerpo en la medida que queramos se está convirtiendo en algo bastante habitual en la sociedad moderna en la que nos encontramos. Y eso es porque hay remedios que funcionan y técnicas que hacen posible que las personas consigamos ese tipo de cuerpo que queremos sin perder un ápice de salud.

¿En qué consiste el efecto Forer?

El efecto Forer ocurre cuando un sujeto adopta como válida una afirmación sobre sí mismo, porque cree que proviene de una fuente segura y fiable. Explicado de otro modo: las personas son víctimas de la falacia de la validación personal, y aceptan como propias y de confianza generalizaciones que pueden resultar válidas para cualquier persona.